Sedentarismo favorece osteoporosis

En personas mayores,  el sedentarismo, alimentación baja en calcio, tabaquismo, consumo de alcohol y medicamentos como los glucocorticoides por un periodo mayor a tres meses, son algunos de los factores que pueden provocar osteoporosis, advirtió la jefa del Servicio de Reumatología del Hospital Juárez de México, la doctora Rosa Elda Barbosa Cobos.

Se trata de una enfermedad asintomática, por lo que puede pasar inadvertida hasta que se tiene una fractura de alguna vértebra, cadera o muñeca. Generalmente afecta a las personas mayores de 85 años.

Sostuvo que este problema es muy frecuente, por lo que se realizan de manera permanente campañas de concientización dirigidas a toda la población para modificar los factores de riesgo que son prevenibles.

Indicó que de no modificarse estos factores se estima que para el año 2050, una de cada 12 mujeres y uno de cada 20 hombres mayores de 50 años, sufrirán fractura de cadera a consecuencia de la osteoporosis.

Como ejemplo, explicó que el sedentarismo junto con una mala alimentación acelera la descalcificación de los huesos, por la pérdida de masa muscular que ocasiona la inactividad. La masa muscular ayuda a fijar el calcio a la estructura ósea, por lo que es importante estar en constante movimiento o realizar caminatas.

Sin embargo, dijo, existen causas no prevenibles como son la edad avanzada – más de 85 años de edad-, la menopausia, estatura baja, el nacimiento con baja cantidad de calcio y antecedentes familiares con algún tipo de ruptura de hueso por un golpe, principalmente.

La doctora Barbosa Cobos mencionó que es importante la atención, debido a que esta patología es frecuente, incluso por encima de las enfermedades cardiovasculares.

Por ello, después de los 45 años de edad debe realizar cada dos años el estudio de densidad ósea y en caso de ser diagnosticados con osteopenia -que es el paso previo a la osteoporosis-, se deberá consultar cada seis meses al médico para evitar que avance la descalcificación.

Explicó que hasta los 35 años de edad hay un proceso de regeneración del hueso, pero después de esta edad se detiene, por lo que se debe vigilar que se tengan buenos niveles de calcio y de vitamina D en la sangre.

Además, tomar sol moderadamente y realizar caminatas para ayudar a fijar este mineral, así como el consumo de alimentos naturales con calcio o medicamentos prescritos por un médico familiar.

La especialista informó que científicamente el cloruro de magnesio está comprobado que favorece a la fijación del calcio junto con la vitamina D. Sin embargo, la cantidad deberá ser suministrada de acuerdo con la complexión de la persona, estatura y el grado de descalcificación.

La jefa del Servicio de Reumatología del Hospital Juárez de México expuso que la fractura de cadera aumenta la morbimortalidad de los pacientes, es decir, se acompañan de más enfermedades o complicaciones, que van desde la ulceración de la piel hasta la depresión.

“Una persona que se fractura la cadera y no es atendida de inmediato o no es candidata para cirugía va a estar postrada, lo que provocará pérdida muscular y descalcificación. Todo este proceso afecta la parte emocional del paciente y de la familia”.

Los adultos mayores diagnosticados con osteopenia y osteoporosis, aunque estén en tratamiento deberán evitar las caídas, por lo que se recomienda no tener tapetes en casa ni objetos con los que se puedan tropezar.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *